Verificación de identidad mediante selfies, la propuesta de Mastercard

Las selfies se ha convertido en un modo muy popular de guardar un recuerdo, pero ¿una selfie para verificar la identidad del usuario cuando realiza compras online? Esta es la propuesta en la que Marstercard afirmó estar trabajando, misma que podría representar un fin para las contraseñas.

Con la aplicación de verificación de identidad con la que la compañía bancaria está trabajando se manejaría con base en selfies, haciendo un reconocimiento biométrico, los usuarios sólo tendrán que parpadear ante la cámara para que ésta les tome una selfie y dé paso al momento de identificación. Con esta nueva estrategia Mastercard quiere evitar problemas de seguridad que arrean métodos tradicionales, como las contraseñas, usando una fotografía para identificar al usuario.

Pero este método no sería el único con el que el usuario se podría identificar para realizar una transacción. Los usuarios también podrán utilizar otros métodos, como los sensores de huella digital que ya son tendencia en la mayoría de los smartphones de gama alta. Sin embargo, la aplicación con identificación mediante selfies representa una alternativa segura y confiable para aquellos dispositivos que no cuentan con estos sistemas de identificación biométrica, así como para sitios webs que tampoco incorporan  esta opción. Para los responsables de Mastercard, esta aplicación será la nueva manera, más segura, de transmitir datos que evitará que sean robados o utilizados por hackers.

Con esta nueva aplicación, la empresa de pagos pretende conseguir un método de identificación más eficaz. Según datos aportados por la BBC, los fraudes que afectan a las tarjetas de crédito derivan en unas tasas más altas para los comerciantes. Esta solución podría representar una importante reducción de dichas tasas, especialmente cuando se trata de fraudes.

Mastercard utilizará también la nueva verificación en casos en que se sospeche que las transacciones puedan ser fraudulentas. Actualmente, la compañía requiere una confirmación a través de contraseña por parte del usuario pero con la nueva app, aquellos que la tengan descargada en sus dispositivos sólo tendrán que tomarse una selfie para confirmar la transacción.

Aunque por el momento la aplicación está en modo de prueba, se estima que podría estar disponible de manera inicial para países como Estados Unidos, Reino Unido, Canadá, Holanda, Bélgica, Italia, España, Alemania, Suiza, Noruega, Suecia y Dinamarca. Al adoptar éxito en estos países, se expenderá al globo.