¿Cómo las empresas pueden hacer frente a la explosión de información?

Dimensionar la cantidad de información que generan los usuarios en todo el mundo no es tarea fácil. En la actual era digital, las capacidades tecnológicas han hecho posible mover inmensas cantidades de datos en tiempo real sin limitaciones geográficas -de acuerdo con el Foro Económico Mundial (World Economic Forum), la información almacenada en el universo digital rondará los 44 zettabytes en 2020 = 44.000.000.000.000.000.000.000 bytes (44,0007 bytes).

Diversas empresas y organizaciones de distintas industrias están atravesando un proceso interno de transformación digital que les permitirá tomar mejores decisiones a través del manejo oportuno de datos.

La información generada por consumidores, clientes e incluso colaboradores, permiten a las compañías generar estrategias de diferenciación ante los competidores y brinda la oportunidad de hacer más eficientes los procesos organizacionales. Por esto, en los últimos años ha surgido la necesidad de poder hacer frente a los desafíos que trae consigo la Big Data, entre ellos, contar una infraestructura tecnológica idónea para almacenar y manejar la información.

Las soluciones de nubes híbridas son cada vez más necesarias para mejorar la eficiencia de los entornos en cuanto al manejo de información a gran escala.

Un estudio reciente, reveló que las empresas manejaron alrededor de 9.7 petabytes de datos en 2018 (9,7005 bytes), pero que no todas cuentan con la capacidad de contención necesaria. Para hacer frente a la explosión masiva de datos, muchas empresas están adoptando una infraestructura a híper escala; las compañías comienzan a utilizar un modelo en el que almacenan su información en la nube y tecnologías remotas.

Los días de los grandes almacenes de datos centralizados están llegando a su fin. Depósitos descentralizados de información interconectados por medio de una red de alta velocidad creará un ecosistema para que la Big Data prospere en el interior de las empresas.

Las soluciones basadas en el software como servicio (SaaS) para aumentar la interoperabilidad entre los datos y las plataformas son cruciales para reintegrar los datos de una empresa, ya que las soluciones de nube pasan del modelo centralizado a un modelo de distribución periférica. Esta externalización de la información es el núcleo de las estrategias de transformación digital, y se torna más eficiente si se opera dentro de un modelo de nube híbrido.

Las empresas deben de mantenerse en un estado continuo de evolución y transformación, adecuándose a la tecnología emergente y a las oportunidades de negocio que se encuentran en una dinámica de cambio constante. Sin embargo, las nuevas tendencias siempre implican una modificación en la manera en la que se gestionan tecnologías que antes eran desconocidas para las empresas, con la intención de hacer frente a un universo nuevo de posibilidades. Las restricciones presupuestarias son siempre un desafío para cualquier negocio.

A medida que una empresa obtiene más datos necesita invertir en más infraestructura, pero al subcontratar a híper escaladores, a través de soluciones SaaS se pueden satisfacer las demandas de escalabilidad y reducir los grandes costos.

Actualmente, hay más fuentes de datos disponibles que nunca, y con el desarrollo de la 5G y el internet de las cosas (IoT), esto sólo va a aumentar; con la tendencia actual, se estima que para 2025 las personas vamos a ser capaces de crear 463 exabytes de información al día (463,0006 bytes).

La seguridad al momento de implementar soluciones tecnológicas que implique a las empresas tener un almacenamiento de información en la red también es un tema de conversación importante liderado por la dirección de tecnología (CTO) y la jefatura de información (CIO), ya que el número total de dispositivos y usuarios que tienen acceso a los ecosistemas comienza a aumentar.

El principal desafío consiste en poder auditar el control y la gestión de los diferentes puntos de acceso y de finalización.

Los híper escaladores son plataformas extremadamente seguras, pero una estrategia de seguridad eficaz se basa en la capacidad de una empresa para reflexionar sobre sus vulnerabilidades y asignar eficientemente los recursos para hacer frente a las amenazas.

Esta nueva forma de almacenar, administrar y proteger la información más valiosa para las compañías por medio de híper escaladores ha logrado mayor accesibilidad al momento de crear un gran ecosistema de Big Data, misma que la industria continúa adoptando cada vez más.

El principio “los datos son el nuevo petróleo”, introducido por primera vez en 2006, está ganando terreno entre los medios de comunicación en la actualidad. Es crucial que las organizaciones maximicen el valor de sus datos como infraestructura, pero esto no significa “estirar” la infraestructura existente para tratar de encontrar una solución a sus problemas de datos, sino que la infraestructura debe estar determinada por la forma en que una empresa está capturando, gestionando y utilizando su información para tomar decisiones comerciales inteligentes.

Si las compañías son conscientes de esta situación y son capaces de comprender el flujo de información y su interconectividad, podrán crear nuevas soluciones de la mano de una infraestructura de datos. Los ecosistemas de Big Data proporcionan la escalabilidad para acomodar esta explosión de información y adaptar soluciones para que la información se encuentre segura y disponible en todo momento.