Debido a COVID-19 el número de pagos en línea ha aumentado 50%

La crisis mundial del COVID-19 ha llevado a implementar no solo medidas sanitarias, también de aislamiento en casa con trabajo remoto y compras mediante pagos en línea. El aislamiento ha demostrado ser efectivo para reducir contagios, y con ello el impacto económico, social y del sistema de salud.  

Es por ello que una de las mejores soluciones para afrontar las situaciones cotidianas, como pagos de servicios básicos, es mediante aplicaciones móviles. La era digital, el mundo de las respuestas inmediatas, es ahora la medida necesaria para reducir el riesgo de contagio por la pandemia. 

“El contexto actual ha demostrado que la tecnología ha sido un gran aliado para enfrentar momentos de crisis, ya que ayuda a la gente a realizar cualquier recarga, pago o compra desde la seguridad de su casa, evitando eternas filas, sin necesidad de efectivo y al alcance de un clic”, explica Enrique Negroe, director de Marketing de UnDosTres.

De acuerdo a J.P. Morgan, en México solo el 1.7% de todas las transacciones de los consumidores son realizadas en línea o de manera digital. Sin embargo, la coyuntura hace que el mundo digital tome relevancia y el proceso de digitalización sea aún más rápido, profundo y alcance todos los sectores.

“Sabemos que la tecnología es un gran impulsor de cambios, sin embargo, antes situaciones de emergencia como la que vivimos hoy, la tecnología debe estar preparada para suplir procesos, facilitar actividades, eliminar la necesidad de salir o hacer filas para pagar servicios necesarios y todo la alcance de un clic, esa es su contribución social. Es así como hemos tenido este incremento del 50% en las transacciones diarias durante los últimos días en México, lo que implica que no sólo vemos personas más digitalizadas, sino que existe una preocupación por consumos más responsables y cómodos. Creemos que solo es el inicio de la digitalización en pagos de cualquier servicio.” finalizó el directivo.