¿Guerra por tecnologías o por mercados tecnológicos?

La batalla que libran los gigantes tecnológicos contra los hackers ha escalado a un nuevo nivel: ahora es una guerra entre países.

La declaración de Estados Unidos, la Unión Europea y la OTAN contra China, demuestra que la lucha por el control de la tecnología ha pasado del nivel de advertencia a la amenaza.

Hace un par de años, cuando Donald Trump se reunió con Xi Jinping, con el pretexto de los aranceles para sus importaciones de electrónicos o materias primas, pensamos que era un conflicto por el avance de la tecnología 5G, e incluso por los chips espías que estaban ocultos en los teléfonos inteligentes de Huawei. No fue así.

La lucha es por el mercado de la tecnología y por el poder de los datos.

El mercado de la tecnología de información y comunicación ha crecido a raíz del COVID-19. El mayor uso de tecnologías para hacer negocios, comunicarse, convivir con otros e intercambiar información y mercancías está transformando el mundo. Aún no alcanzamos a ver sus efectos en la sinergía que creó este virus, pero, por los datos, es evidente que el consumo de información a través de Internet ha crecido exponencialmente.

Es por ello que el mercado de la tecnología incluye procesadores, sitios web 4.0, proveedores de Internet, plataformas de comercio electrónico, pagos móviles y hardware (teléfonos inteligentes, computadoras) que tienen una mayor demanda y por lo tanto generan más riqueza. Quien domine este mercado, sus competidores, sus cadenas de suministro, proveedores, estará en posibilidad de dominar el mundo comercial y financiero en las próximas décadas.

El segundo objetivo en esta lucha son los datos. Dado que todo el mercado de la tecnología genera datos de sus usuarios, de sus transacciones y de los gobiernos que cobran impuestos con ellos, la generación de estos millones de registros y de información debe ser procesada y comprendida para generar más información, lo cual se realiza a través de la inteligencia artificial, y en especial el aprendizaje maquina (Machine Learning).

Si China logra desarrollar Inteligencia Artificial capaz de procesar e interpretar las tendencias de estos millones de datos y registros, los cuales obtendría a través de controlar el mercado de tecnología, tendría la clave para comerciar, manipular y controlar a millones de personas en el mundo a través de su consumo, sin necesidad de una guerra o una invasión armada y violenta.

La invasión por tecnología y el convencimiento del mercado se habrían alcanzado.

De esta forma, los ataques de los hackers a grandes empresas como Microsoft, Amazon, por los expertos chinos de Hafnio y protegidos por el gobierno chino, reflejan los intentos por debilitar los sistemas operativos de estas empresas, conocerlos e impulsar sus propios sistemas para beneficio y control en esta batalla por la tecnología. Seguramente veremos más de estas batallas, en forma de guerra de guerrillas que parece librar el gigante asiático contra el resto del mundo.

________________

Por: Rodrigo Sandoval Almazán,

Profesor de Tiempo Completo SNI Nivel 2,

Universidad Autónoma del Estado de México.