Mejorar la interconexión entre nube y centro de datos en México, la meta de Equinix

Equinix anunció su presencia de manera oficial en México, con el objetivo de mejorar la interconexión de sus clientes entre centro de datos y entornos de nube a fin de impulsar la digitalización de los negocios.

Tras la adquisición de los data center de Axtel en Querétaro y Monterrey, los cuales brindan servicios principalmente a la Ciudad de México y estados del norte, clave para los negocios del país y con los cuales Equinix planea convertirlos en centros estratégicos para conectar de manera más eficiente a toda América.

“La economía hoy en día es mundial, por lo que los negocios también deben serlo, siendo vital estar bien interconectados y estos data center iniciales en México nos ayudarán a ofrecer un mejor servicio a los clientes. Esto es sólo el inicio, una vez que entramos a un mercado seguimos creciendo y expandiendo”, comentó Steve Sasse, director de estrategia para América latina y el Caribe.

Con dos centros de datos en Querétaro que se unen a la International Business Exchange (IBX) de Equinix (MX1 IBM y MX2 IBX), podrán brindar conectividad, principalmente, a negocios de la ciudad de México, se otorgará conexión entre América del Norte, Central y del Sur. En concreto, permitirá a los clientes locales e internacionales, y proveedores de servicios de nube aumentar sus operaciones en toda América Latina, ofreciendo modernidad en sus servicios, interconexión con menor latencia, así como facilitar el desarrollo de soluciones híbridas.

El renombrado MX1, ubicado en Querétaro, es el primer centro de datos en América Latina con un sistema de cogeneración de energía y el primero en obtener una certificación ICREA en nivel 5.

En cuanto el MO1 IBX, ubicado en Monterrey, servirá principalmente como puente de enlace entre Estados Unidos y México, además de ser una de las ciudades con mayor movimiento económico y de negocios.

Gracias a esta expansión, los clientes de México y América en general podrán conectarse a los principales proveedores de cloud a través de su plataforma Equinix Cloud Exchange Fabric, para obtener acceso directo al intercambio de tráfico de internet.

“En Equinix creemos que la infraestructura de TI va a estar distribuída más cerca del usuario final mediante un modelo híbrido; sabemos que la nube es importante pero no todo se puede ir a la nube, por ello creemos firmemente que la nube y lo físico deben converger para llevar los negocios al éxito”, agregó Steve Sasse, director de estrategia para América latina y el Caribe.

Actualmente la compañía tiene más de 250 data centers alrededor del mundo.