Productividad en la nueva colaboración a distancia

Las nuevas formas de trabajo que trajo consigo el confinamiento derivado de la crisis sanitaria que comenzó en 2020 han dado pie a que se requieran de nuevas herramientas, se adapten y mejoren los sistemas de monitoreo, gestión y seguridad con mira a tener el mayor nivel de productividad de las empresas y sus colaboradores.

Si bien la nueva manera de colaborar sigue evolucionando, está claro que su naturaleza híbrida significa una mayor flexibilidad para trabajar desde casa, en este sentido las soluciones digitales seguras serán fundamentales para cualquier oferta que permita flexibilidad.

Las empresas están invirtiendo en nuevos recursos para ser compatibles con una fuerza de trabajo híbrida, remota y en oficina, ya que el 56 % de los tomadores de decisiones en las empresas dijo que buscaría aumentar sus presupuestos de tecnología y el 34% planeó acelerar su transformación digital como consecuencia del COVID-19, de acuerdo con la encuesta Future of Work de Xerox, realizada en mayo de 2020.

“Nuestra visión como expertos en productividad en el lugar de trabajo incluye una combinación de trabajadores en sitio, híbridos y remotos. Es por ello que estamos listos para habilitar una experiencia de trabajo perfecta dondequiera que se encuentren las personas”, comenta Ricardo Karbage, Director General Xerox Brasil.

Herramientas de colaboración digital, soluciones y servicios de automatización de procesos, así como dispositivos multifuncionales fortalecen la continuidad de los planes de operación ante la actual pandemia. De igual manera, se debe considerar la protección contra ataques cibernéticos y riesgos de seguridad con una fuerza de trabajo distribuida.
De tal manera que las empresas deberán de asegurar su capacidad para compartir documentos, impresos o digitales, de forma segura, el fácil acceso de los trabajadores a la información debe para mantener la colaboración y productividad, al mismo tiempo que se evita el tiempo perdido de la distracción del hogar.

“Nuestro enfoque nos ha preparado, desde hace tiempo, para tener listas las herramientas y servicios de colaboración digital para la fuerza de trabajo distribuida, facilitar la ampliación de las soluciones hospedadas en la nube disponibles “as a service” y ajustarnos a las amenazas de seguridad cibernética a través de desarrollo de capacidades y asociaciones internas”, agrega Karbage.

Las empresas tradicionales han acelerado el ritmo del cambio para seguir siendo competitivas ante las organizaciones de más reciente creación, que tienen la característica de ser más pequeñas y flexibles. En los últimos siete meses se ha demostrado que las reuniones pueden ocurrir de forma remota, la creatividad sigue viva y los empleados pueden seguir siendo profesionales cuando se les deja a sus propios dispositivos.

Sin duda la tendencia está clara: se ha producido una revolución en el trabajo. Las empresas que puedan brindar a sus empleados más seguridad, flexibilidad y conectividad serán las que salgan adelante.