Semanas laborales de 4 días, ¿Qué tan aplicable sería en México?

En los últimos meses, varias empresas de países como Japón, Nueva Zelanda o España han informado de la implementación de semanas laborales de 4 días, sin aumentar las horas de jornada diaria y con el salario completo para sus colaboradores.

Aunque las tecnologías de movilidad han impulsado políticas de trabajo más flexibles, en México este concepto resulta todavía muy lejano para los trabajadores ya que el 44% cree que su empleador no estará nunca en la disposición de implementarlo.

Además, el 51% piensa que no resulta probable que lo hagan en un futuro cercano y el 74% se siente más cerca de una semana laboral de 6 días que de 4 días.

Estas son algunas de las conclusiones locales del estudio “The Future of the Working Week” realizado por Citrix en 9 países, incluido México, con el objetivo de ofrecer un panorama integral acerca de la viabilidad de la semana laboral de cuatro días y la probabilidad de que se convierta en una política común en las empresas a nivel global.

Siguiendo con la premisa de los 4 días laborales a la semana,el 86% de los empleados mexicanos contestó que sí lo aceptaría, pero solamente si significara mantener el mismo salario.

Del 4% que no aceptaría la propuesta, aunque se mantuviera el salario, la mitad dijo que no lo haría por preocupación a que se le reduzcan otro tipo de beneficios no salariales como las vacaciones o el trabajo flexible. Además, el 31% no lo haría por preocupación a parecer menos comprometido que el resto de sus compañeros.

“Las empresas mexicanas deben impulsar políticas innovadoras que brinden a los empleados un mejor balance entre la vida profesional y personal. La correcta implementación de estos programas de RH junto con tecnología que impulse la transformación de los lugares de trabajo a partir de las necesidades humanas resulta el equilibrio ideal para mejorar la productividad, la satisfacción y promover una colaboración activa acorde a las retos y objetivos de los negocios en una economía digital tanto presente como a futuro”, explica Martín Borjas, Country Manager de Citrix México.

Síndrome de “Burnout”: Una realidad en México

La Organización Mundial de la Salud (OMS) aprobó en 2019 incluir el desgaste profesional, conocido en inglés como “burnout”, como parte de los padecimientos ocasionados por el trabajo en la Clasificación Internacional de Enfermedades y Problemas de Salud Conexos. Este problema no es menor en México.

Según datos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), el 75% de los ciudadanos padece fatiga por estrés laboral.

Sin duda, uno de los principales factores de este padecimiento es el no contar con una política que regula las horas extra laboradas por los trabajadores. El estudio de Citrix indica que el 64% de los empleados mexicanos, tanto los tradicionales como los que trabajan en modalidad “home office” cree que el país está enfrentado una epidemia en este punto.

México obtuvo la primera posición como país en el estudio relacionado con las horas extras trabajadas. El 95% contestó que ha trabajado horas extra durante su carrera profesional y el 44% reportó que se encuentra en esta situación todos los días.

Además, el promedio de horas extras trabajadas semanalmente es de 3 horas y 29 minutos. El 18% contestó que son entre 4 a 7 horas y el 13% que trabajan más de 8 horas extra a la semana o más.

¿Pero cuáles son los factores que impulsan a los colaboradores a hacer horas extra en México? El 28% cree que, de esta manera, mejorará las probabilidades de obtener una promoción o bono. El 23% piensa que es debido a flujos de trabajo y metas que no son realistas y el 19% contestó que se trata de la cultura del negocio. Es también interesante resaltar que el 48% coincide que trabajar horas extra es más eficiente que contratar personal o cambiar las prácticas internas.

En conclusión, el talento mexicano cree que una semana laboral más corta les permitiría ser más productivos y creativos, focalizándose en el logro de objetivos concretos, al mismo tiempo de obtener un mejor equilibrio entre el trabajo y la vida personal.

Para los líderes empresariales, el implementar completos espacios de trabajo digitales que impulsen una óptima experiencia y mayor flexibilidad junto con políticas de RH innovadoras resulta crucial para aumentar los niveles de productividad, mejorar la salud de los colaboradores, atraer el mejor talento y reducir costos en un contexto de transformación digital de los negocios.