Tecnología, el mejor aliado de la validación

validación

El robo de identidad es uno de los principales problemas que enfrentan los ecosistemas digitales y en particular las empresas. Según el estudio El Estado del Ransomware 2021, el 25% de las empresas fueron atacadas por un ransomware, un tipo de virus que roba datos. En México, el costo promedio del robo de datos empresariales rondó los 2.03 millones de dólares (mdd), superior al promedio mundial que fue de 1.85 mdd.

Las empresas que pierden sus datos se encuentran en un alto grado de vulnerabilidad, pero también el resto de las compañías, ya que este delito da pie a otros como robo de identidad, fraude o hasta lavado de dinero.

Si bien para muchas empresas la pandemia representó una oportunidad de crecimiento a través del espacio digital, para ello tuvieron que establecer alianzas comerciales, conseguir más proveedores e incluso contratar más colaboradores.

“Sin embargo, esta avalancha de dinámicas trajo consigo un problema de vulnerabilidad, ya que para que todas estas acciones se realicen de forma segura se requiere de procesos de validación de identidad ágiles y confiables que apoyen a la empresa en su crecimiento a la par de que responden con la agilidad que la compañía requiere”, comenta Ricardo Robledo, director general y fundador de Tu Identidad, plataforma especializada en la validación de identidad.

En ese sentido, los avances tecnológicos en la materia se presentan como el mejor aliado para los negocios que buscan protegerse y así generar un ecosistema mucho más seguro, que ofrezca certeza y confianza a la hora de llevar a cabo transacciones de cualquier índole.

De acuerdo a Tu Identidad éstas son las tecnologías aliadas de la validación de identidad.

 

  • Validación de documentos de identidad contra fuentes gubernamentales

 

La validación de documentos de identidad es clave para prevenir usurpaciones. Gracias a la tecnología OCR de escaneo y la inteligencia artificial para verificar patrones de seguridad, esta validación se puede hacer con un alto grado de precisión, en cuestión de segundos y se contrasta contra fuentes gubernamentales.

  • Reconocimiento facial

 

“El reconocimiento facial es muy útil para validar la identidad de una persona. Sobre todo en la medida en que se potencie esa tecnología con una prueba de vida que sea 100% digital, para asegurarse que no se está tratando de llevar a cabo una autenticación de usuario mediante fotografías, videos de alta resolución o máscaras. Esta combinación de mecanismos ayuda a asegurar que haya, en efecto, una persona detrás del celular o la computadora que intenta acceder a algún producto o servicio”, explica Robledo.

 

  • Inteligencia artificial

Casi todos los procesos digitales hoy en día están impulsados por algún tipo de inteligencia artificial (IA). Se trata de algoritmos y tecnología de machine learning que ayuda a recopilar, procesar y analizar cantidades virtualmente infinitas de datos, procedentes de millones de fuentes al mismo tiempo. La IA permite reconocer patrones de intentos de robo de identidad para detener esos procesos en tiempo real y, con ello, solicitar algún tipo de autenticación multifactor para validarla.